Estudio aleatorio muestra el beneficio de preguntas opción múltiple sobre su aprendizaje.

La construcción de preguntas por parte de los estudiantes ha sido utilizada como una herramienta de aprendizaje para la educación médica. Esta herramienta aumenta la participación de los estudiantes en el aprendizaje y les ayuda a identificar los temas relevantes en el contenido de la lección. La generación de preguntas por parte de los alumnos estimula el pensamiento crítico y el rendimiento académico. La formulación de preguntas estimula a los alumnos a reflexionar sobre su progreso de aprendizaje y a empezar a desarrollar su capacidad metacognitiva.

Estudios anteriores han demostrado que el diseño de las preguntas mejora su rendimiento y promueve la motivación de los estudiantes. Por otro lado, otros investigadores no han encontrado tal efecto beneficioso o sólo han encontrado un efecto de aprendizaje positivo en ciertos grupos de estudiantes.

 

El objetivo de este estudio fue investigar si escribir MCQ podría mejorar el aprendizaje de un tema. También se evaluó el efecto de la calidad de las preguntas y del género de los estudiantes. Esto se hizo a través de un estudio prospectivo aleatorizado.

Se seleccionaron dos grupos de participantes potenciales: estudiantes de segundo año de Patología General y estudiantes de Patofisiología (tercer año). Ambos son obligatorios en el plan de estudios de Medicina. Los estudiantes tuvieron la oportunidad de escribir cuatro MCQ con cuatro opciones potenciales

Métodos

Para estimular su participación en el estudio, pueden obtener una calificación adicional de hasta 0,25 puntos (sobre 10), según la calidad de sus preguntas. En cada MCQ se evaluaron las siguientes características: importancia del tema, redacción adecuada, pregunta inequívoca (una sola respuesta válida), dificultad media y originalidad.

Setenta y cinco (38.2%) de los estudiantes de segundo año y 109 (47.6%) de los estudiantes de tercer año participaron en el estudio.

En el segundo y tercer año de la Facultad de Medicina, asignamos al azar a los estudiantes para que escribieran cuatro preguntas de opción múltiple sobre dos secciones diferentes de Patología General (Inmunopatología y estado de Electrolitos y ácido-base; segundo año) y Patofisiología (Sangre y Sistema Respiratorio; tercer año). Se analizó si los estudiantes que escribían preguntas en una sección tenían mejores resultados en la prueba de examen en esa sección que el resto de los estudiantes.

Resultados

Setenta y cinco (38.2%) estudiantes escribieron preguntas para Patología General y 109 (47.6%) para Patofisiología. Los estudiantes que escribieron preguntas obtuvieron resultados significativamente mejores en el examen que los que no lo hicieron. En Patología General, los estudiantes que escribieron preguntas sobre Inmunopatología obtuvieron mejores resultados en esa sección que aquellos que escribieron preguntas sobre la otra sección (5.13 versus 3.86 sobre 10; P = 0.03). En Patofisiología, las diferencias entre ambos grupos no fueron significativas, pero los estudiantes que escribieron buenas preguntas sobre el sistema respiratorio obtuvieron mejores resultados en esa sección que los que escribieron buenas preguntas sobre la sangre (6.07 versus 4.28 sobre 10; P = 0.015). Los estudiantes varones escribieron buenas preguntas en Fisiopatología con mayor frecuencia que las estudiantes mujeres (28,1% frente a 10,4%; p = 0,02).

Los estudiantes masculinos y femeninos tienen diferentes preferencias de estilo. Las alumnas suelen tener un mayor grado de motivación genuina (interés genuino en el tema) y los alumnos son posiblemente más estimulados en un entorno competitivo.

Conclusiones

La redacción de preguntas de opción múltiple por parte de los estudiantes de medicina puede mejorar su aprendizaje. Un efecto de género también puede influir en esta intervención. Las investigaciones futuras deberían afinar su papel potencial en la enseñanza.

La formulación de MCQ por parte de los estudiantes parece ejercer un efecto de aprendizaje positivo.  Este efecto parece ser mayor en los estudiantes varones y puede estar restringido a los estudiantes que hacen un esfuerzo significativo que les permite formular buenas preguntas.  Investigaciones futuras pueden refinar esta estrategia de participación de los estudiantes en su aprendizaje.

 

 

 

Fuente: https://bmcmededuc.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12909-019-

Leave A Comment

3 × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.