Hay una serie de razones por las que debemos tener un centro de tutores: aliviar el trabajo de instructores, supervisar el progreso de los estudiantes, brindar soporte al programa, etc. A continuación explicaremos con más detalle los diferentes tipos de soporte necesarios para la ejecución exitosa de un programa de educación virtual, y que son desarrollados por los tutores de soporte.

Soporte técnico – El tutor de soporte se encarga de gestionar el campus virtual y los sistemas de gestión de aprendizaje (learning management system), aliviando así de las tareas más tecnológicas a los profesores, autores y expertos en la materia del contenido. Así, además de preparar el campus y subir los materiales, el tutor también orienta y apoya a los estudiantes siempre que se presenten inquietudes de orden técnico, tales como problemas de acceso al campus, incompatibilidades de hardware y software, etc.

Tutor metodológico – El tutor de soporte está capacitado para responder a inquietudes de los estudiantes respecto a los aspectos administrativos del curso, tales como políticas de evaluación, plazos de entrega de actividades, fechas de inicio y fin de curso, y también ejecuta algunas de estas funciones administrativas como recepción y revisión de documentos y solicitudes de matrícula, registro de estudiantes, expedición de certificados, comunicación con el estudiante (anuncios, correos electrónicos, llamadas).

Tutor académico – El tutor de soporte debe mantener contacto constante con la dirección médica y los profesores del curso, para actuar como un mediador quien recibe y recopila las dudas de los estudiantes y las envía al equipo encargado de responderlas. Cuando una duda es frecuente entre estudiantes, el tutor puede elaborar una base de conocimientos y compartirla en las siguientes iteraciones del curso, reduciendo la carga de trabajo para la dirección médica y los profesores.

 

Contáctanos y conoce más sobre nuestros servicios de fidelización

Leave A Comment

seis − 1 =